¿Vale la pena usar BIM para proyectos pequeños?

BIM se asocia comúnmente con grandes obras: artículos técnicos, caso de éxito, articulos comerciales o de cursos y maestrias que muestran principalmente estudios de casos de considerable complejidad para enfatizar el potencial del método. BIM es un método multidisciplinario que abarca todo el ciclo de vida del edificio, desde el análisis de viabilidad hasta la de inversión: la mirada se ensancha, desde el enfoque en las disciplinas individuales hasta abrazar el proceso general. 

Esto no significa, sin embargo, que en BIM haya que «hacer todo» y que sólo en el caso de  grandes obras se pueda gestionar la complejidad del proceso usando está metodología.

Es necesario entender las dimensiones dentro de BIM

LAS ETAPAS DE LA IMPLEMENTACION DE BIM

En su famoso «, LittleBIM » del 2008, Finith Jernigan analiza la dimensión social de BIM y distingue las diferentes etapas de su implementación. El autor pone el sistema en una matriz, por un lado, la Dimensión del BIM (que depende de la mayor o menor integración de las disciplinas), por otro la Comunicación del BIM, que determina un mayor o menor grado de comunicación entre los sujetos.

Esto identificó cuatro áreas:

1- «PEQUEÑO BIM AISLADO»: uso de una única herramienta de creación BIM (Vectorworks, ArchiCAD, etc) de la que obtenemos procesos de proyecto, listas y esquemas, etc. Toda la información se coordina entre sí, pero se transmite esencialmente a través de publicaciones e impresiones 2D tradicionales. 

2- «PEQUEÑO BIM SOCIAL»: utilizando una herramienta BIM de creación que se comunica con la empresa o el cliente a través de otro software de intercambio de proyectos (por ejemplo, Vectorworks NOMAD) La transmisión digital sustituye a la totalidad o parte de la publicación e impresión tradicionales y con ella los métodos de transmisión de información.  

3- «GRAN BIM AISLADO»: enfoque multidisciplinar del proyecto donde se incorporan las diferentes dimensiones de BIM (4D para gestión de tiempo y sitio, 5D para costes, 6D para sostenibilidad del proyecto, 7D para la gestión del ciclo de vida). El trabajo desarrollado siempre se comparte a través de los medios de papel y, por lo tanto, por los métodos tradicionales. 

4- «GRAN BIM SOCIAL»: al igual que el anterior, pero el intercambio se hace a través de medios digitales inteligentes. 

NO, NO DEPENDE DEL TAMAÑO DE LA OBRA

El concepto erróneo principal es considerar como BIM sólo en las realidades que entran en la última categoría, mientras que las tres anteriores también tienen una razón precisa de ser. Mientras tanto, porque hay una gradualidad en la adopción del BIM y luego porque de todos modos cada etapa contiene el precedente y por lo tanto está presente también en la siguiente.

Lo más probable es que el pequeño trabajo caiga en el primer cuadrante de la matriz, aunque no se dice que no pueda entonces desarrollarse en los otros: una vez que el estudio ha adoptado una tecnología más avanzada tiene toda la ventaja de usarlo de manera rentable incluso en contextos más pequeños.

Pero el ser BIM o no, no depende del tamaño de la obra o del uso de herramientas específicas, ¿cuáles son los factores que determinan si un proyecto es BIM o no?

QUE COSA REALMENTE DETERMINA SER BIM

Podemos resumirlo aquí en 3 elementos:

  1. Virtualización tridimensional de lo construido mediante el uso de objetos paramétricos. 
    Los objetos deben estructurarse de acuerdo con relaciones específicas:
    cada componente en el edificio tiene una identidad precisa (muro, losa, ventana, etc.) Tiene un lugar preciso en el proyecto modelado (en qué piso se encuentra? ¿Es interior o exterior?)
  2. El modelo debe rellenarse con información ordenada. 
    Identificado el componente, qué información debe tener necesariamente para realizar sus funciones (clases, capas, niveles, de que esta hecho, que componentes tiene.)
  3. Deben adoptarse procedimientos y marcos de referencia que relacionen el proyecto con una estructura de trabajo. ¿Quién es responsable de un área de proyecto? ¿Se han realizado todos los controles? ¿El proyecto satisface realmente las necesidades del cliente?

BIM no significa, por lo tanto, utilizar las herramientas que usa el común de los profesionales, rara vez la herramienta mas común es la mejor, pero significa adoptar principios generales que se ajusten a la realidad del proyecto.

OBRAS PEQUEÑAS Y GRANDES

En el caso de una obra grande, hablaremos de:

  1. Modelo multidisciplinario federado; mediante IFC
  2. Datos de un entorno de intercambio digital; (servidor interno o servidores en la nube, DropBox, p.e.)
  3. Se elaborará y compartirá un plan operativo del BIM (el denominado “Plan de Ejecución de BIM” o “Plan de Gestión de la Información”.

Por el contrario, en un obra más pequeña será suficiente para

  1. Un único modelo paramétrico;
  2. Incrustar información manualmente;
  3. Se refieren únicamente al sistema de normas y procedimientos del estudio o de la oficina.

Los conceptos aplicados son los mismos, son sólo más o menos articulados de acuerdo con los recursos que se desea poner en juego, independientemente del tamaño de la obra. En este sentido, como dijo el maestro, «es mejor tener un buen prospecto que una mala perspectiva», es decir, hacer un buen «pequeño BIM» que un mal «gran BIM».

CONVIENE PARA PEQUEÑOS PROYECTOS?

Hemos establecido los requisitos mínimos del BIM y por lo tanto somos capaces de identificar las herramientas necesarias de acuerdo a las necesidades del diseñador y el solicitante y no sobre la base de indicaciones previas.

La respuesta a la pregunta inicial «¿Es BIM bueno para pequeños proyectos?» depende de la relación entre el resultado que queremos obtener y los medios: si las herramientas son redundantes con respecto al objeto de diseño y tenemos que equiparnos con todo un arsenal de software para desarrollar la renovación de un departamento u oficna, entonces seguramente el juego no vale la pena.

Pero en BIM, y particularmente en el enfoque OPEN BIM, sucede exactamente lo contrario: se elige el instrumento para cada situación.

El software de modelado BIM tiende a desarrollar desde la producción de gráficos elaborados, hasta las plantas, cortes y elevaciones, además de hojas de cálculo y reportes, etc. Algunas casas de software optan por desarrollar diferentes aplicaciones o módulos separados para cada necesidad, pero Vectorworks, por ejemplo, tiene la fortaleza de ser capaz de incorporar dentro de ella el 90% de los procesos necesarios para el desarrollo del proyecto, donde se representa el 10% restante gráficos de postproducción y el uso de herramientas como Excel.

Hay varias ventajas en el uso de un solo software para diseño, en lugar de softwares diferentes:

  1. Menos licencias para comprar, menos software para aprender a usar.
  2. Las fases de trabajo están interconectadas: mayor fluidez, menor pérdida de datos, tiempos de procesamiento más cortos.
  3. Menos fragmentación de habilidades.

Este último aspecto es particularmente significativo para la organización del trabajo y la dinámica interna de la oficina o estudio en los procesos CAD tradicionales. El proyecto a menudo se divide, por ejemplo, en plantas por un lado, elevaciones y cortes por otro y cada uno de los cuales se confía a diferentes personas. Esta subdivisión no es funcional para los aspectos de diseño, pero surge esencialmente de la necesidad de compartir la carga de trabajo entre los empleados del estudio de una manera que sea más fácil de gestionar con los medios disponibles. De esta manera, sin embargo, las plantas y las perspectivas se desconectan conceptualmente porque nacen en momentos y situaciones distintos.


En BIM, por otro lado, el mismo modelador BIM es capaz de desarrollar todo el proyecto en todas sus partes, preservando así la unidad

El trabajo en equipo o Project Sharing es una experiencia de trabajo única y representa el más alto nivel de uso compartido en BIM, con los usuarios pudiendo trabajar en el mismo proyecto al mismo tiempo. 

CONVIENE, PERO ¿A QUIÉN?

Dijimos que la renovación de un departamento u oficina es perfectamente compatible con el paradigma del «Pequeño BIM Social»: el uso de una única herramienta de modelado y la adopción al mismo tiempo de herramientas para compartir el proyecto como del innumerable software de coordinación y visualización, muchos de los cuales son gratuitos. 

@Vectorworks

El uso consciente de las herramientas de intercambio de proyectos acelera la transmisión de las obras y también involucra a los demás operadores en la dinámica del BIM: incluso los no profesionales, los trabajadores de la construcción en primer lugar, se convierten en una parte activa y sinérgica del todo.

BIM para pequeñas obras es conveniente por varias razones: cada profesional, al hacer balance en su bolsillo, puede entender bien el ahorro en términos de tiempo y cuantificar su propia mejora de la producción; pero el verdadero valor de BIM es la mejora general del trabajo: es un salto cualitativo que ofrece la oportunidad de empezar a mirar más allá.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.